Saltear al contenido principal
Guía Rápida: Cómo Besar En La Primera Cita

Guía rápida: Cómo besar en la primera cita

DON’Ts

1. Locaciones ruidosas o con mucha gente. Besar por primera vez a alguien puede ser algo intimidante para ambas partes, elegir un lugar súper concurrido puede hacer que el momento pierda toda la magia por el número de distractores.

2. No estar en tus cinco sentidos. Puede sonar sumamente cursi o aburrido, pero besar a alguien en completo estado etílico puede ponerte en una situación incómoda y podría prestarse a malas interpretaciones.

3. Robar besos. Aunque las películas románticas muestren que esto es lo más cool del mundo, no tener el feeling o consentimiento de otra persona para continuar el beso puede sabotearte por completo. Creenos, es mejor incitar las cosas para que todo suceda y no hacerlo precipitadamente. Incluso usar frases tipo “te he querido besar toda la noche” para probar las aguas te dará la entrada y te ahorrará malos ratos.

4. Asumir automáticamente el turbo beso francés. Introducir la lengua en la primera cita puede ser demasiado, antes de hacer cualquier cosa, fíjate hacia dónde va el beso y hasta dónde crees que puedes llegar esa noche. Intenta llegar hasta donde te dejen si tu plan es tener una segunda cita.

5. Salivar demasiado. Esto es algo que muy difícilmente te darás cuenta, pero tu pareja sí. Si crees que estás salivando demasiado el área, aléjateun poco para interrumpir delicadamente el beso, cierra la boca un poco y gana tiempo jugando con su oído.

DOs

1. Dile sí a los lugares callados y más privados. Piensa en una cita en el cine, desde la cómoda butaca de un cine puedes. Incluso un parque -que tenga convenientemente una heladería cerca- puede ayudarte a que todo suceda.

2. Una vez que tengas el sí, ya sea con el lenguaje corporal de tu acompañante  o con una explícita cara sonrojada puedes utilizar una chispa adicional con una caricia a su cara.

3. Higiene bucal. Ten en cuenta que si vas a intimar en un beso más profundo, la higiene bucal es muy importante. No tienes idea de cuántas relaciones se han visto arruinadas por un mal aliento. El buen chicle puede sacarte del apuro pero prestar especial atención a cepillar la lengua e hidratarte bien hace la diferencia. Si tienes barba y crees que pueda raspar, vete al barbero antes o aplica algún aceite hidratante para evitar resequedad.

4. La lengua. No querrás tomarla por sorpresa, desliza lentamente sin interrupciones para que solo se convierta en parte del movimiento de sus bocas. ¡No te sumerjas directamente en un beso francés! Besa alrededor del cuello y la boca. Esto hará que ambos se sientan más relajados y conectados.

5. Mantén un ritmo.  Haz de tu lengua una parte activa, una vez que la metas al juego, no dejes que se quede allí sin hacer nada. Piénsalo como un baile. Asegúrate de no poner demasiada o poca fuerza en el trabajo que estás haciendo con tu lengua. Todo debe fluir súper naturaly ligado a la respiración.

LOS PEORES ESCENARIOS

CASO A: Rechazo total

Se vale que no haya “clic” en la primera cita, a veces la cosa pueden tomar más tiempo de convivencia. Si hubo un beso pero dudas sobre tu desempeño, tal vez pienses que fue sólo un beso por compromiso.

¿Cómo saber si fue un beso por compromiso? Existen pocas señales para reconocerlo, por lo que no te será difícil darte cuenta. Los rasgos principales constan en no continuar el beso con la misma pasión con la que tú lo haces; probablemente tu cita en cuestión también intentará echarse para atrás para que no puedas tomarle la cabeza o hacerle cariños; y finalmente, puede que ponga pretextos como que “recién comió” o “que no está de ánimo para continuar”.

¿Como retroceder? Esta es una situación compleja porque a nadie le gusta ser rechazado. Lo primero es tomarlo con calma y buscar la mejor salida. Algunos frases para salir del incómodo momento serían disculparse: desde el “perdón, creo que confundí la situación”, y el “no era mi intención ponerte incómoda” hasta el “creo que estamos mejor como amigos” si se tratara de alguien que te puede mandar a la friendzone. Aceptar la situación como es, siempre será mejor que clavarse de más.

CASO B: Un beso terrible

Que no te engañen, nadie sabe besar hasta que lo hace -o le enseñan. Todos hemos vivido un fracaso de beso al salir con nuestro crush. Todo lo que habías idealizado en una cita sale perfecto, hasta que llega la hora del beso. Es aquí donde nada está escrito. Un beso torpe, flojo, lleno de saliva e incluso lento le puede pasar hasta el mejor de los crush. Si crees que tienes más experiencia y estás 100% seguro que la otra persona es un pésimo besando, es cuando tienes que interceder por tu crush si quieres que las cosas funcionen. Se vale hacer un tipo “espacio de confianza” con esa persona, quitarse la pena y empezar con los básicos: ritmo, tiempo para respirar, utilizar manos, lengua, etc. Recuerda que para que las cosas funcionen tú debes hacerles saber qué te gusta mientras la otra persona también te explica sus gustos. ¡Hagan teamwork!

Volver arriba