Saltear al contenido principal
Top 3: Soundtracks De Culto

Top 3: Soundtracks de culto

Revisamos las bandas sonoras de las grandes películas de Danny Boyle, Nicolas Winding Refn y David Lynch.

La música es un recurso fundamental para el lenguaje cinematográfico. Construye un vínculo aún más efectivo entre la audiencia y las historias más fascinantes. Nos transporta a momentos y a lugares específicos. Evocamos rostros, colores y aromas. La escena de amor musicalizada por Pink Floyd en Zabriskie Point de Michelangelo Antonioni (1970), y la secuencia de baile de Uma Thurman y John Travolta al ritmo de “You Never Can Tell” de Chuck Berry en Pulp Fiction (1994) de Quentin Tarantino. Recordamos a la trágica Lux Lisbon (Kirsten Dunst) en la cinta The Virgin Suicides (2000) de Sofia Coppola cuando escuchamos “Highschool Lover” de Air, y quedamos inmersos ante el seductor score de Angelo Badalamenti para el desorientador drama de Rita (Laura Harring) y Betty Elms (Naomi Watts) en Mulholland Drive (2001) de David Lynch.

A continuación revisamos las bandas sonoras de tres grandes películas de culto.

Trainspotting

En la película de 1996, el director Danny Boyle retrata las vivencias de un grupo de adictos Begbie (Robert Carlyle) en una ciudad post-industrial como Edimburgo, Escocia; la visión de formado por Renton (Ewan McGregor), Spud (Ewen Bremner), Sick Boy (Jonny Lee Miller) y personajes marginados, pertenecientes a la Generación X, ante las convenciones del sistema económico y la sociedad mainstream.

La adaptación fílmica del libro del escritor británico Irvine Welsh -que por su veinte aniversario reunió al elenco original para una secuela, a estrenarse a principios de 2017- habla sobre temas como el nacionalismo y la subcultura de las drogas en un mundo desintegrado, donde las imágenes cotidianas adquieren un carácter casi surrealista por el efecto narcótico de la heroína. Así, se inmortalizaron escenas como la de “El retrete más sucio de Escocia” -musicalizada por “Deeper Blue Day” de Brian Eno-; el episodio de sobredosis de Renton con el tema “Perfect Day” de Lou Reed; y la icónica escena que abre la cinta con el monólogo Choose Life, acompañado por el clásico “Lust For Life” de la leyenda punk Iggy Pop.

El soundtrack de Trainspotting no solo revivió la carrera de Iggy Pop sino que fue el conducto para que muchos adolescentes de Estados Unidos conocieran a los grandes ídolos del Britpop y descubrieran la música de artistas esenciales de los años setenta y ochenta. Los temas de bandas como Blur, Pulp y New Order; así como los sonidos de proyectos electrónicos y ambient como Underworld, Primal Scream y Leftfield, crearon el vínculo perfecto entre el arriesgado lenguaje cinematográfico de Boyle y la mitología urbana del outsider en la época pre Internet.

Drive

El director danés Nicolas Winding Refn (Bronson, Valhalla Rising) obtuvo uno de sus más grandes éxitos cinematográficos con la historia de un solitario y anónimo conductor de auto interpretado por Ryan Gosling -quien divide su tiempo entre la mecánica, su trabajo como stunt de riesgo en películas de acción y su furtiva ocupación criminal como conductor de huida.-

La adaptación fílmica, basada en la novela de James Sallis, es un escaparate a la estética de los años ochenta, la nostalgia y los sonidos sonámbulos del synth-pop analógico. Hollywood como el sitio perfecto para desarrollar un crime-thriller, influenciado por el cine retro-cool y el noir.

El ensamble visual es complementado por la sólida curaduría sonora de Winding Refn y el score original del veterano Cliff Martínez. En su tracklist encontramos la participación de actos dead-disco afiliados al sello fundado por Johnny Jewel (Italians Do It Better) como Chromatics “Tick Of The Clock” y Desire “Under Your Spell”. Sin embargo, el gran protagonista es el tema “Hero” del productor francés College en un featuring con el dúo canadiense Electric Youth; el cual se ha convertido en uno de los grandes himnos electropop para la carretera.

Kavinsky ofrece una pieza memorable con “Nightcall” de 2010; producida por Guy-Manuel de Homen-Christo de Daft Punk; mezclada por SebastiAn y asistida por los coros de Lovefoxxx (CSS); y en contraste, el épico trabajo conceptual de Cliff Martínez conforma una suite de 14 pistas atmosféricas, evocadoras de personajes solitarios como el conductor sin nombre, con la chaqueta de escorpión, en la inminente persecución de la violencia.

Lost Highway

El thriller psicológico creado por David Lynch, invoca la narrativa más abstracta y aterradora de su filmografía; al perseguir el misterioso caso del saxofonista Fred Madison (Bill Pullman); su extraña metamorfosis en el personaje del mecánico de autos Pete Dayton (Balthazar Getty); y la muerte de su esposa Renée (Patricia Arquette). Una pesadilla que juega con el espectador de forma hipnotizante entre paisajes angelinos amenazantes, cabañas ardientes y la fantasmagórica presencia de un observador omnipresente (Robert Blake).

La banda sonora de “Lost Highway” retoma la naturaleza híbrida del ensamble, con la curaduría colaborativa de Angelo Badalamenti -encargado del enigmático score original- y Trent Reznor (Nine Inch Nails), responsable de la selección meticulosa de canciones de rock, alt-rock, metal, industrial y jazz. Encontramos extractos de David Bowie como “I’m Deranged”; la contribución de Marilyn Manson con “Apple Of Sodom” y el cover a Jay Hawkins “I Put a Spell On You”; además de la inclusión de dos temas de la banda alemana Rammstein -la cual obtuvo su mayor exposición internacional tras el lanzamiento del filme.-

Los elementos retomados de la estética noir y la inspiración gótica industrial de los años noventa, dan balance a una historia llena de escenas memorables musicalizadas por Lou Reed con “This Magic Moment” o el bossa nova de Antonio Carlos Jobim. Sin embargo, el momento central es el erótico encuentro en el desierto entre Alice Wakefield (también interpretada por Arquette) y Pete Dayton con “Song to the Siren” como principal elemento de soporte; la versión etérea del gran tema favorito del autor de Twin Peaks -que desde la filmación de “Blue Velvet” en 1986 lo inspirará a co-producir el tema “Mysteries Of Love” y los dos primeros álbumes de la vocalista Julee Cruise.-

Texto colaboración de Miguel Ángel Correa

Volver arriba