Saltear al contenido principal
Fragancias Independientes Para Hombres Independientes

Fragancias independientes para hombres independientes

El factor diferenciador entre una verdadera fragancia de nicho y una comercial es simple. Frederic Malle pertenece a Estée Lauder, Serge Lutens pertenece a Shiseido y Guerlain es parte del coloso de compañía que es LVMH. Esto en realidad no es malo, y no por ser comercial –o pertenecer a una marca colosal y multinacional– significa que el nivel de nicho es depreciado de expresión artística. Por otro lado, fragancias como Tauer, de la casa de fragancias Tauer, es propiedad únicamente de Andy Tauer; lo cual para algunos mantiene la esencia del diseñador y toda su expresión. Andy, de alguna manera traza la línea que delimita a una marca Suiza que se aventura a producir en un mundo lleno de obstáculos.

 

2

 

Este diseñador se atrevió a diseñar la botella, y cada una de las fragancias que se encuentran dentro, para crear una colección única que logra llevar su pasión al diseño. Mezclas que algunos podrían asegurar son competencia para las grandes casas de fragancias. L’Air du Desert Morocain es la elección más popular de la colección; lleva notas de rosa roca, jazmín y base de cedro. Son perfumes que navegan entre las notas amaderadas y florales, pero que no caen en lo femenino; a pesar de que pueden ser fragancias sin género.

 

3

 

A pesar de dichas fragancias, Tauer tiene fragancias puramente masculinas que remontan a las botas de piel, a aromas ahumados, maderas y al fuego en el centro de un campamento. Dicho caso es Lonesome Rider, la más reciente fragancia de Tauer. Esta se forma a partir de orris y es una edición limitada que apareció en 2006. La fragancia se encuentra basada en Lonestar Memories de Tauer, la cual evoca piel cruda, resina y cierta profundidad en maderos antiguos, sin caer en lo polvoso. Es una fragancia que requiere establecerse en la piel del usuario y que puede llegar a tener tonos animales.

 

Lonesome Rider, Lonestar Memories e Incense Extreme podrían complementarse para una persona que gusta de los aromas masculinos. Estas piezas son para los nómadas, para aquellos hombres que tienen una mochila viajera, una navaja de bolsillo con todas las herramientas –y en una de esas, un gran mostacho–. Estas fragancias no son tan fáciles de conseguir, lo que las hace más exclusivas y definitivamente nada comerciales. Otra de sus fragancias que debe de tener una mención es Orange Star, la cítrica de la familia Tauer. Es un aroma fresco a comparación de todas las demás y es la variante de la colección. Estos productos tienen un número que las hace parte y complemento de las demás.

 

4

 

Podemos pedir cualquiera de sus fragancias a través de su página web en cualquiera de sus fragancias de 50 ml por un precio aproximado a los 2,000 pesos. De igual manera, manejan un set de exploración que contiene 3 fragancias; que también es ideal para aquellos países a los que no se puede exportar botellas de 50 ml. Al momento hay 14 números en la colección de fragancias, que de acuerdo a la descripción del diseñador, son aromas lujosos que crecen al pasar el tiempo sobre la piel de quien las usa.

 

Son una opción distinta y nos deja en claro que existen diseñadores independientes –o menos conocidos– que pueden pulverizar a los grandes con aromas poco convencionales, pero de gran calidad. Por lo general consumimos marcas reconocidas o muchas veces “aprobadas”, pero por qué seguir con ellas, ¿será el name-dropping?, o porque realmente tienen notas que se adecuan a la personalidad de cada uno de los usuarios. Intentar nuevas fragancias que se encuentran fuera del anaquel de perfumería en los centros comerciales podría ser una buena idea para variar.

 

Texto colaboración de Alejandro de la Parra

 

 

Volver arriba